Dona Inês de Castro

Desde las majestuosas ventanas de esta habitación de 25m2, es posible disfrutar de la vista sobre la ciudad de Lisboa. La luminosidad y el refinamiento son características dominantes de la decoración clásica-moderna inspirada en la reina Inés de Castro.

La corona en la cama hace de esta habitación una de las más románticas del hotel.